Derecho Laboral. Suspensión por causas económicas y disciplinarias. Cuales son las facultades disciplinarias del empleador? ¿Cuando esta facultado el empleador a realizar una suspensión?



Derecho Laboral. Suspensión por causas económicas y disciplinarias. Cuales son las facultades disciplinarias del empleador? ¿Cuando esta facultado el empleador a realizar una suspensión?

La suspensión consiste en la interrupción transitoria de algunas de las obligaciones y prestaciones de las partes, Surgen de causas imprevistas y pueden o no depender de la voluntad unilateral de las partes.

La suspensión puede ocurrir por causas económicas y disciplinarias que surgen de la decisión unilateral del empleador. En ambas durante la suspensión el trabajador deja de prestar servicios y el empleador no abona la remuneración.  Toda suspensión dispuesta por el empleador, para ser considerada válida deberá fundarse en justa causa, tener plazo fijo y ser notificadas por escrito al trabajador

Se considera que tiene justa causa la suspensión que se deba a falta o disminución de trabajo no imputable al empleador, a razones disciplinarias o a fuerza mayor debidamente comprobada. El empleador debe expresar claramente la causa de la suspensión y esa causa debe estar prevista en la ley. El empleador debe utilizar la forma escrita, siendo de estilo el telegrama colacionado, una carta documento o una nota cuya recepción deba firmar el trabajador.

La ley de contrato de trabajo fija los plazos máximos por año aniversario  para cada una de las suspensiones y para todas en conjunto.

  1. a) Por falta o disminución de trabajo 30 días
  2. b) Por razones disciplinarias 30 días
  3. c) por fuerza mayor 75 días
  4. d) en conjunto 90 días.

La suspensión que exceda los plazos y cualquiera fuera la causa  que la motivare de 90 días en un año a partir de la primera suspensión y no aceptada por el trabajador, dará derecho a este a considerarse despedido.

Cuando el empleador no observe las prescripciones sobre causas plazo y notificación el trabajador tendrá derecho a percibir la remuneración por todo el tiempo que no estuviere suspendido si hubiere impugnado la suspensión. La impugnación es personal y de 30 días corridos contados desde la notificación escrita.

Las suspensiones por causas económicas son justificadas cuando se originan en hechos ajenos a la empresa o resultan imprevisibles o inevitables de acuerdo con su naturaleza y con la diligencia exigible a un buen hombre de negocios.

La demostración y alcances de la causal invocada para suspender recaen en el empleador pero el trabajador para poder recurrir judicialmente debe impugnar las suspensiones. Los motivos que pueden llevar a una suspensión pueden provenir de situaciones de mercado, de la autoridad o inclusive razones técnicas que resienten la demanda. Hay un orden de antigüedad que el empleador debe respetar para efectuar suspensiones por falta de trabajo y por fuerza mayor, deberá comenzarse por el personal menos antiguo dentro de cada especialidad. Respecto del personal ingresado en el mismo semestre, deberá comenzarse por el que tenga menos cargas de familia, aunque con ello se altere el orden de antigüedad. Plazo de 30 días por disminución del trabajo, plazo de 75 días por fuerza mayor.

Las suspensiones por causas disciplinarias deberán ajustarse a lo dispuesto por el art. 67 sin perjuicio de las condiciones que se fijaren en función de lo previsto en el art. 68 a lo que haces a los derechos y obligaciones de las partes.

Artículo 67 de la ley de contrato de trabajo: “El empleador podrá aplicar medidas disciplinarias proporcionadas a las faltas o incumplimientos demostrados por el trabajador. Dentro de los treinta (30) días corridos de notificada la medida, el trabajador podrá cuestionar su procedencia y el tipo o extensión de la misma, para que se la suprima, sustituya por otra o limite según los casos. Vencido dicho término se tendrá por consentida la sanción disciplinaria”.

Artículo 68 de la ley de contrato de trabajo El empleador, en todos los casos, deberá ejercitar las facultades que le están conferidas en los artículos anteriores, así como la de disponer suspensiones por razones económicas, en los límites y con arreglo a las condiciones fijadas por la ley, los estatutos profesionales, las convenciones colectivas de trabajo, los consejos de empresa y, si los hubiere, los reglamentos internos que éstos dictaren. Siempre se cuidará de satisfacer las exigencias de la organización del trabajo en la empresa y el respeto debido a la dignidad del trabajador y sus derechos patrimoniales, excluyendo toda forma de abuso del derecho”.

La facultad disciplinaria del empleador tiene limitaciones en su ejercicio, al imponer una necesaria proporcionalidad entre falta y sanción, lo que excluye la aplicación de medidas disciplinarias irrazonables o arbitrarias en relación al incumplimiento del trabajador. También su ejercicio está sujeto a limitaciones a lo que se refiere respetar la dignidad del trabajador

Las sanciones disicplinarias son  en primer termino el apercibimiento,   segundo las suspensiones (entre 1 y 30 días en un año) y por ultimo  el despido con justa causa.

Para ser validas  deben ser por escrito y con copia para poder manifestar el descargo.-

Con respecto a las suspensiones preventivas son decididas por el empleador fundadas en la existencia de un proceso penal en el cual el trabajador está imputado de haber cometido un delito, su duración depende del tiempo que demande la tramitación de la causa hasta el dictado de la sentencia firme.

Existen 2 variantes: La denuncia criminal efectuada por el empleador en el caso en que fuese desestimada o el trabajador fuese sobreseído, el empleador debe pagarle los salarios devengados durante el tiempo de la suspensión. Además tiene el derecho a reintegrarse a su trabajo. Si el empleador se niega le debe pagar la indemnización por despido sin causa justificada. En cambio si el trabajador es declarado culpable el empleador no debe abonarle los salarios de suspensión  La denuncia de un tercero o de oficio: si no fue detenido, en principio, no puede ser suspendido preventivamente por el empleador, salvo que la imputación tenga entidad en sí misma para constituir injuria o lesionar los intereses de la empresa. Si es detenido la suspensión es válida y no da derecho posterior al reclamo de los salarios caídos aunque una sentencia definitiva lo absuelva.

Dejar un Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *